Fanfic: Harry Potter y la Falta de Salsa de Cordero by dorian (zarzasovvs) (Read for Free, 1,332,114 Clicks)

Description: Inspirado en una publicaci¨®n en Tumblr, este es un AU ubicado durante el sexto a?o de Harry en Hogwarts, con una gran y malhablada diferencia. En lugar de Horace Slughorn, el puesto de profesor de Pociones ser¨¢ tomado por… Gordon Ramsay.

Characters: Creator Chose Not To Use Archive WarningsHarry Potter Ron Weasley Hermione Granger Gordon Ramsay Albus Dumbledore Severus Snape Neville Longbottom Ginny Weasley Hannah Abbott Colin Creevey Millicent Bulstrode Daphne Greengrass Astoria Greengrass Horace Slughorn Millicent Bagnold Dobby (Harry Potter) Winky (Harry Potter) Original House-Elf Character(s) Molly Weasley Draco Malfoy Pansy Parkinson Cho Chang Minerva McGonagall Dennis Creevey Original Characters Lucius Malfoy Narcissa Black Malfoy Tom Riddle | Voldemort Lee Jordan Fred Weasley George Weasley Arthur Weasley Bellatrix Black Lestrange Alecto Carrow Amycus Carrow MACUSA StaffCooking Good Slytherins Hufflepuff Pride Gryffindor/Slytherin Inter-House Relationships Ravenclaw Pride Wizarding Politics (Harry Potter) Not What It Looks Like Fluff and Humor LGBTQ Themes LGBTQ Character of Color LGBTQ Character Friendship Character Development Book 6: Harry Potter and the Half-Blood Prince Book 7: Harry Potter and the Deathly Hallows Alternate Universe – Harry Potter Setting Character Death Original Character Death(s) Canonical Character Death Minor Character Death Dark Angst Drama Bigotry & Prejudice Death Eaters Muggle/Wizard Relations Wizarding Wars (Harry Potter) Eventual Happy Ending Ensemble Cast Grief/Mourning Family Bonding Growing Up Redemption Spanish Translation

Summary: Summary:

Inspirado en una publicaci¨®n en Tumblr, este es un AU ubicado durante el sexto a?o de Harry en Hogwarts, con una gran y malhablada diferencia. En lugar de Horace Slughorn, el puesto de profesor de Pociones ser¨¢ tomado por… Gordon Ramsay.

Notes: Notes:

A translation of

Harry Potter and the Lack of Lamb Sauce by imagitory.

Nota original dejada por imagitory al principio de este fic:?Hola! Originalmente publiqu¨¦ estas historias cortas en Tumblr y¡­ s¨ª, la respuesta fue algo alucinante, entonces pens¨¦ en publicarlas aqu¨ª, ?al igual que publicar mis actualizaciones por aqu¨ª! Espero sinceramente que las disfruten¡­ me sorprend¨ª por lo divertido que fueron de escribir. ?Y espero escribir m¨¢s en el futuro! xoxo Disclaimer: El ¡°Gordon Ramsay¡± representado en esta historia es una versi¨®n AU de su personalidad televisiva, moldeado para encajar dentro del universo de Harry Potter. Por lo tanto, gran parte de su pasado y personalidad es, como uno puede esperar, grandemente ficcionalizado, incluso si hay paralelos con el hombre real y su historia real. Sin embargo, ¨¦l todav¨ªa encajar¨¢ dentro de los confines y limitaciones del universo de HP, de modo que no deber¨ªas de esperar que Ramsay s¨²bitamente arremeta sobre la espalda de un ¨¢guila gigante y combata contra Voldemort sin ninguna ayuda utilizando su aliento de fuego. Pero s¨ª, no conozco al hombre personalmente, por lo que es imposible hacerlo un personaje tridimensional sin tomarse algunas libertades. Dado que no soy alguien que escriba ficci¨®n sobre personas reales, quer¨ªa por lo menos dejar en claro de que este es Gordon Ramsay el personaje, no Gordon Ramsay la persona.

(See the end of the work for more notes.),Notes:

(See the end of the chapter for notes.),Notes:

*Del original en ingl¨¦s: Don’t bullshit me.*Del original en ingl¨¦s: Blasted numpty.*Club de la Eminencias es el nombre dado en la traducci¨®n oficial hecha por la Editorial Salamandra, a pesar de que la traducci¨®n real ser¨ªa algo parecido a “El Club de Slug”.*Del original en ingl¨¦s: Dim-bulb trollop.

Chapter 1: Hell’s Kitchen

Chapter Text
Harry tom¨® el brazo de Dumbledore, y en un destello de extremidades retorcidas, sonidos fren¨¦ticos y colores, hab¨ªan dejado atr¨¢s Privet Drive y aparecido en otra esquina.Esta calle luc¨ªa para nada como el pr¨ªstino y conservador vecindario de los Dursley. Bas¨¢ndose en su apariencia, Harry adivinar¨ªa que este era un vecindario exclusivamente m¨¢gico, juzgando por los ¨¢ngulos fuera de lugar de las casas, las lechuzas sobrevolando, el boticario local, tiendas de t¨²nicas, y las calles onduladas que se asemejaban al agua verdosa y sucia de un lago.Harry sigui¨® al Director de Hogwarts en su camino calle arriba, cuestion¨¢ndolo con la mirada. Dumbledore sonri¨® con iron¨ªa.¡ªBienvenido a Wandsworth Green, Harry ¡ªle dijo serenamente¡ª. Toda esta comunidad se encuentra por encima del peque?o lago del vecindario Muggle de Wandsworth Common y est¨¢ oculto por hechizos de Ocultaci¨®n muy poderosos. Normalmente uno solo puede entrar al pisar un cierto patr¨®n de baldosas en el puente que va sobre parte del lago¡­ pero pens¨¦ que Aparecerse ser¨ªa m¨¢s eficiente, dadas las circunstancias¡­Harry frunci¨® el ce?o.¡ª?Circunstancias, se?or?Dumbledore lo sigui¨® m¨¢s all¨¢ del boticario hacia el final de la calle.¡ªEstamos aqu¨ª para tratar de reclutar a nuestro nuevo profesor. Anticipo, sin embargo, que ¨¦l puede que est¨¦ un poco reacio¡­ ah, ya llegamos?Se hab¨ªan acercado a un restaurante. Al principio Harry se alarm¨® al verlo, porque parec¨ªa estar incendi¨¢ndose, pero despu¨¦s de un segundo se dio cuenta de que no hab¨ªa ning¨²n peligro¡­ el techo estaba simplemente decorado con furiosas, pero perfectamente controladas con magia, llamas constantes, al igual que un aviso con luces de ne¨®n rojas.
HELL¡¯S KITCHEN
¡ªGordon siempre tuvo un talento inherente por lo dram¨¢tico ¡ªcoment¨® Dumbledore serenamente al notar la ceja arqueada de Harry.Los dos empujaron la puerta para encontrarse con un sal¨®n de comedor vac¨ªo. Harry pod¨ªa ver en la puerta que la hora de la cena hab¨ªa acabado no hace mucho.Adentro se encontraba un joven de nariz larga y un poco mayor que Harry limpiando las mesas con un trapo m¨¢gico que se mov¨ªa sobre la madera y de vuelta a la mano del joven por s¨ª mismo. Levant¨® la mirada, inmediatamente poniendo una m¨¢scara de ¡°servicio al cliente¡± que dejaba en claro que hab¨ªa dicho esto un mill¨®n de veces.? ¡ªPerdone, pero el restaurante est¨¢ cerra¡­Se detuvo de manera abrupta, sin embargo, cuando reconoci¨® a las personas que hab¨ªan entrado al restaurante. ¡ª?¡­Pr-Profesor Dumbledore! ¡ªBuenas noches, Beau ¡ªsalud¨® Dumbledore amablemente¡ª. Te ves bien. ?Presumo que Gordon solo est¨¢ ayudando a limpiar la cocina? ¡ªAh¡­ s¨ª, Profesor ¡ªdijo Beau ansiosamente. Le dirigi¨® una mirada a Harry, luc¨ªa incre¨ªblemente inc¨®modo y no paraba de lamerse los labios¡ª. ?Deber¨ªa¡­ ir a buscarlo, para usted¡­? ¡ªSi puedes ¡ªdijo Dumbledore indulgente.El joven llamado Beau dio un ligero asentimiento; luego, mirando sobre su hombro y de nuevo de vuelta a Harry, se apresur¨® hacia la cocina.Harry mir¨® a Dumbledore con confusi¨®n. ¨¦l sab¨ªa que el puesto de Defensa Contra las Artes Oscuras era muy dif¨ªcil de cubrir, pero por c¨®mo sonaban las cosas, este profesor que Dumbledore estaba buscando era cocinero en alg¨²n restaurante. No era como si Harry lo desprestigiara por esto, pero todos los otros profesores, excluyendo rarezas particularmente extra?as como Umbridge, usualmente ten¨ªan un historial de ense?anza contra las Artes Oscuras. Incluso Lockhart hab¨ªa tenido una reputaci¨®n (enga?osa) de ser muy talentoso en pelear contra criaturas Oscuras.Una voz alzada vino de la cocina, pero Harry no pudo? descifrar lo que dec¨ªa. Un momento despu¨¦s, un hombre alto con cara cuadrada, cabello rubio, y ojos azules muy afilados sali¨® pisoteando a trav¨¦s de la puerta de la cocina. Vest¨ªa un uniforme blanco de chef con las mangas dobladas y a¨²n ten¨ªa un largo cuchillo de cocina fuertemente sujeto en su pu?o ¡ªDumbledore ¡ªdijo el chef con frialdad¡ª. Entonces s¨ª te decidiste a mostrar tu cara de culo de mono por aqu¨ª. ¡ªComo siempre, Gordon, tu lenguaje es deliciosamente colorido ¡ªreplic¨® Dumbledore, claramente no ofendido para nada. ¡ªNo me vengas a joder* ¡ªel hombre llamado Gordon maldijo con furia¡ª. Si viniste a tratar de reclutarme, te ir¨¢s decepcionado ?Francamente no s¨¦ c¨®mo has mantenido la lealtad de la mitad de las personas que trabajan para ti, con tu actitud de mierda hacia la vida humana! Ahora agarra tus pies y vete de mi restaurante, desgraciado descerebrado*¡­¡±Se detuvo abruptamente, sin embargo, al ver a Harry justo detr¨¢s de Dumbledore. ¡ªHarry¡­ debo de presentarte a Gordon Ramsay ¡ªdijo Dumbledore con calma¡ª. Gordon, ?creo que ya est¨¢s familiarizado con Harry Potter?La cara de Harry se contrajo por la sorpresa y el enojo, pero su temperamento se enfri¨® cuando Dumbledore habl¨®. La expresi¨®n de Ramsay igualmente pareci¨® aclararse al ver a Harry¡­ hab¨ªa algo casi culposo en su cara. ¡ª ¡­S¨ª ¡ªdijo humildemente¡ª. ?C¨®mo est¨¢s?Le extendi¨® una mano a Harry, quien la tom¨® por obligaci¨®n pero se rehus¨® a apretarla. Los insultos de Ramsay hacia Dumbledore le hab¨ªan dejado un sabor agrio en la boca.? ¡ªHola ¡ªle dijo r¨ªgidamente.Ramsay ofreci¨® una sonrisa levemente? ladeada.? ¡ªDebo de disculparme por mi lenguaje, aunque me atrevo a decir que a estas alturas haz escuchado de todo, trato de no maldecir¡­ mi brazo desafortunadamente se tuerce por ciertos individuos.Le dirigi¨® una mirada fr¨ªa a Dumbledore. ¡ª?Qu¨¦ tan larga es esa lista de individuos, Gordon? ¡ªel director pregunt¨® con ligereza y un brillo en sus ojos¡ª. Perdona mi vanidad, pero preferir¨ªa estar entre la ¨¦lite de tal categor¨ªa.Ramsay le dirigi¨® una mirada perpleja de disgusto.? ¡ªPuedo perdonar la vanidad. Es todo lo dem¨¢s lo que no soporto.Dumbledore se ri¨®.? ¡ªComo lo tem¨ªa¡­sigues igual de terco que siempre. Bueno, Gordon¡­ concedo. ?Puedo usar tus instalaciones antes de irnos?Ramsay se cruz¨® de brazos, aun sosteniendo el cuchillo en su pu?o, y mir¨® a Dumbledore con sospecha, pero inclin¨® la cabeza secamente en un solo? gesto hacia el ba?o al final del sal¨®n de comedor.? ¡ªGracias ¡ªdijo Dumbledore, y con un giro de su t¨²nica lila, dio la vuelta y desapareci¨® hacia la puerta roja del ba?o.Hubo un silencio corto y palpable entre Ramsay y Harry por un momento. Entonces Ramsay descruz¨® los brazos y enfrent¨®? a Harry con una expresi¨®n m¨¢s amigable. ¡ª?¡­Tienes hambre?Harry parpade¨®.? ¡ª?C¨®mo? ¡ª?Tienes hambre? ¡ªrepiti¨® Ramsay con paciencia¡ª. Tenemos algunas sobras de comida de nuestros platos de hoy¡­ Solomillo de Wellington, Sopa de Calabaza, Cordon Bleu de pollo con papas estofadas¡­ Usualmente hago que mis meseros se lo lleven todo a casa para cenar, de manera que no desperdiciemos nada.? ¡ªOh no¡­ Estoy bien ¡ªdisinti¨® Harry con firmeza. Desafortunadamente su est¨®mago rugi¨® con fuerza justo cuando lo dijo.Ramsay sonri¨®. ¡ªDe acuerdo, pero? por lo menos tengo que? insistir en que pruebes mis Trufas de Chocolate con Menta. Son mi especialidad.Sac¨® una silla para Harry, antes de sentarse en otra silla al lado contrario de la mesa. Con un movimiento de su mano, su cuchillo se transform¨® en una varita inusualmente gruesa y larga con la punta plateada, y Ramsay la movi¨® hacia la puerta de la cocina. En un instante, un plato peque?o vino flotando desde la cocina y aterriz¨® con delicadeza en la mesa en frente de la silla de Harry. Hab¨ªa cinco bolitas de chocolate ordenadas pulcramente en el plato. ¡ªAdelante, prueba una ¡ªdijo Ramsay gentilmente.?Aun sinti¨¦ndose reacio, Harry lentamente se sent¨® en la silla y agarr¨® una de las trufas de chocolate del plato. ¡ªGracias ¡ªmurmur¨®.Se la meti¨® en la boca. Inmediatamente se sinti¨® como si sus papilas gustativas estuvieran en un mar arremolinado de chocolate cremoso y menta fresca y refrescante. ?Era delicioso!La feliz sorpresa se debi¨® de mostrar en la cara de Harry, porque Ramsay sonri¨® ampliamente. ¡ª?Te gusta? ¡ª?S¨ª! ¡ªdijo Harry¡ª. Est¨¢ muy bueno. ¡ªBueno, gracias ¡ªrespondi¨® Ramsay¡ª. Esperaba que te gustara.Agarr¨® una de las trufas, movi¨¦ndola en su mano mientras la estudiaba con cuidado. ¡ª¡­Cuando tus padres se casaron, les envi¨¦ una caja entera de estos ¡ªdijo Ramsay ausente.Harry estaba sorprendido.? ¡ª?Usted conoc¨ªa a mi mam¨¢ y a mi pap¨¢?Ramsay baj¨® la trufa con una sonrisa triste.? ¡ªS¨ª¡­ ambos eran un poco mayores que yo, y yo era muy joven como para unirme a la Orden durante la Guerra, pero jugu¨¦ Quidditch contra James por un a?o en Hogwarts. Y conoc¨ªa a Lily a trav¨¦s del viejo ¡°Club de las Eminencias*¡± del Profesor Slughorn, ¨¦l era por entonces el Jefe de la casa de Slytherin y Profesor de Pociones. Al viejo le gustaba ¡° coleccionar ¡± ni?os de los cuales ¨¦l pudiera ser mentor y luego recibir favores de ellos cuando tuvieran ¨¦xito¡­ un hombre lo suficientemente amable, supongo, pero un poco materialista para mi gusto.Harry frunci¨® el ce?o.? ¡ªBueno, si ¨¦l era un Slytherin, supongo que no es sorprendente. ¡ªCalma ¡ªreproch¨® Ramsay con gentileza. Su tono era mucho menos agudo, honestamente, desde que hab¨ªa comenzado a hablar con Harry, el tono de Ramsay hab¨ªa adoptado una asombrosa cualidad realista que le record¨® a Harry a Lupin¡ª. No me vengas con esa vieja noci¨®n Gryffindor de que todos los Slytherin est¨¢n podridos. Cada Slytherin, como todos los dem¨¢s estudiante, es como un tomate fresco¡­ lleno de potencial, pero tambi¨¦n propicio a deteriorarse y magullarse. Es por eso que debemos de tratarlos con gentileza¡­ mantenerlos bien lavados, unirlos a otros, y transformarlos en algo incre¨ªble.Harry consider¨® a Ramsay con cuidado.? ¡ªUsted seguro no trat¨® al Profesor Dumbledore con gentileza.Ramsay se volvi¨® un poco m¨¢s solemne.? ¡ªEl Director no es un estudiante¡­ ¨¦l es un profesor y un mago completamente entrenado con un mont¨®n de influencia. Y aun as¨ª no para de contratar a profesores de baja calidad¡­ no Minerva, ni Filius, o Pomona, claro, pero ellos merecen mejores compa?eros que aquellos con los que han sido forzados a lidiar. ?Dolores Umbridge? ?Un perfecto monstruo de mujer! ?Ella deber¨ªa de estar al fondo de un pozo, no en un sal¨®n con ni?os! ?Gilderoy Lockhart? ?Lo conoc¨ª en Hogwarts! ?Ese lumbrera hijo de puta* es tan pat¨¦tico que me atrevo a decir que un duendecillo de Cornish es m¨¢s valiente!Harry buf¨®, recordando la ¡°agitada¡± primera clase de Lockhart donde, de hecho, Lockhart hab¨ªa sido abatido por un enjambre de duendecillos. ¡ªY eso sin siquiera tocar el tema de Severus Snape ¡ªrugi¨® Ramsay¡ª. C¨®mo Dumbledore encontr¨® en su coraz¨®n el contratarlo, nunca lo sabr¨¦¡­Harry tuvo que asentir de acuerdo.? ¡ªTampoco s¨¦ por qu¨¦ lo contrat¨®. S¨¦ que Snape era un Mort¨ªfago, y el Profesor Dumbledore dijo que se convirti¨® en un esp¨ªa para la Orden antes de que terminara la Guerra¡­ Pero a¨²n as¨ª no conf¨ªo en ¨¦l.Ramsay levant¨® las cejas.? ¡ª?Y eso por qu¨¦?Harry no sab¨ªa por d¨®nde comenzar. El acoso de Snape contra ¨¦l y sus amigos, su desprecio hacia la casa Gryffindor en general, su evidente favoritismo por Malfoy, su comportamiento turbio, era algo que sent¨ªa que le tomar¨ªa una eternidad en explicar. ¡ªEs complicado ¡ªdijo por fin. ¡ªMm.Ramsay parec¨ªa como si estuviera pensando. ¡ª?…Te gusta Pociones, Harry?La pregunta era abrupta. ¡ªNo realmente ¡ªrespondi¨® Harry¡ª. O sea, es un poco dif¨ªcil el que te guste cuando tienes a Snape respir¨¢ndote en el cuello mientras trabajas, quit¨¢ndole puntos a Gryffindor sin raz¨®n y poniendo a todos los Slytherin en un pedestal¡­Esto pareci¨® atraer la atenci¨®n de Ramsay. ¡ª?¨¦l hace eso? ¡ªpregunt¨®, sonando tanto consternado como simp¨¢tico. El tono anim¨® a Harry a continuar. ¡ªS¨ª¡­ deber¨ªas de ver c¨®mo nos trata. Si alguien hace una peque?a cosa mal, lo usa para humillarle y a veces a toda la clase. Como una vez, que se estaba metiendo con Neville Longbottom¡­ ¨¦l es un amigo m¨ªo, de Gryffindor¡­ porque su Soluci¨®n para Encoger estaba mal, y Snape decidi¨® que le dar¨ªa de comer la poci¨®n de Neville a su sapo Trevor al final de la clase para ver si funcionaba.Ramsay parec¨ªa indignado.? ¡ª?Ver si funcionaba? ?La Soluci¨®n para Encoger puede ser mortalmente venenosa si se elabora incorrectamente! Amenazar con envenenar la mascota de un estudiante, cuando se supone que est¨¢s ense?¨¢ndole ¡­ ?Incre¨ªble!Harry continu¨®. Se sent¨ªa validado de una manera en que no se hab¨ªa sentido en mucho tiempo al escuchar la reacci¨®n de Ramsay. ¡ªSe mete mayormente con los Gryffindor, pero acosa mucho a Neville. Yo no le agrado mucho, debido a mi pap¨¢¡­ de modo que a ¨¦l tampoco le agradan mucho mis amigos. Hubo una vez, mi amiga Hermione, ella es la bruja m¨¢s inteligente de nuestro a?o, estaba tratando de responder una de sus preguntas, y Snape le contest¨® que era una sabelotodo insufrible y la hizo llorar.Ramsay parec¨ªa disgustado. Se llev¨® las manos a la cara, cubriendo los ojos y masajeando sus sienes.? ¡ªDios.La puerta del ba?o se abri¨® abruptamente. Harry salt¨®, sorprendido, mientras Dumbledore volv¨ªa caminando hacia ellos.? ¡ªAh, mucho mejor ¡ªdijo el Director suavemente¡ª. Bueno, Harry, supongo que ya tomamos demasiada ventaja de la hospitalidad de Gordon. Es tiempo de que sigamos adelante.Harry se puso de pie de inmediato. Ramsay se levant¨® tambi¨¦n, su cara volvi¨¦ndose abruptamente m¨¢s dura cuando encar¨® a Dumbledore de nuevo.? ¡ªDumbledore ¡ªrugi¨®¡ª. Si me quieres para el puesto, entonces espero ser capaz de hacer las cosas a mi modo.?Harry se qued¨® boquiabierto. Despu¨¦s de todo, ?iba a tomar el puesto de Artes Oscuras? ¡ªPero por supuesto ¡ªrespondi¨® Dumbledore amablemente. ¡ª?Y espero que mantengas tu est¨²pida nariz rota fuera de mis asuntos mientras arreglo el desastre que cre¨ªste conveniente hacer! ¡ªa?adi¨® Ramsay, su voz levant¨¢ndose, estaba justo frente a la cara de Dumbledore. ¡ªDebidamente anotado.Dumbledore se sirvi¨® a s¨ª mismo una de las trufas de Ramsay con una sonrisa. ¡ªEspero verte cuando comience el curso, Profesor Ramsay.Con esto, Harry y Dumbledore dejaron el restaurante. ¡ª?Profesor? ¡ª?S¨ª, Harry? ¡ªNo entiendo ¡ªdijo Harry lentamente¡ª. Todo este tiempo que estuvimos aqu¨ª, Ramsay actu¨® como si lo odiara a usted. Y despu¨¦s, cuando le cont¨¦ sobre Snape y sus clases, ?decidi¨® tomar el puesto! ?Por qu¨¦? ¡ªGordon tiene un sentido moral incre¨ªblemente fuerte ¡ªrespondi¨® Dumbledore con simpleza¡ª. Es una cualidad que me hace preguntar si hubiera sido un excelente Gryffindor en el colegio¡­ pero por supuesto que Gordon ha dicho que est¨¢ muy contento siendo un Hufflepuff y me dijo distintivamente d¨®nde pod¨ªa poner mi opini¨®n con respecto a su Selecci¨®n. A pesar de todo, si hay una cosa que puede convencer a Gordon de comenzar un proyecto es la incompetencia por parte de alguien m¨¢s.Harry parpade¨®.? ¡ªEspere, entonces¡­ ?¨¦l tom¨® el puesto porque le cont¨¦ lo mal profesor que era Snape? ¡ªY ¨¦l sabe que puede ser uno mejor ¡ªconfirm¨® Dumbledore con un asentimiento, sus ojos azules brillando¡ª. Aunque tu m¨¦todo no es uno que yo recomendar¨ªa exactamente, ten¨ªa la sensaci¨®n de que t¨² y Gordon podr¨ªan encontrar suficientes puntos en com¨²n como para que tu presencia fuera suficiente para influenciarlo.Una vez que caminaron a una buena distancia de Hell¡¯s Kitchen, Dumbledore extendi¨® de nuevo su brazo. ¡ªVamos, Harry. La noche espera.Aun sinti¨¦ndose ligeramente desconcertado, Harry sin embargo agarr¨® el brazo de Dumbledore y los dos desaparecieron otra vez.

Leave a Reply

Your email address will not be published.